Fotografía infantil Málaga, el principe dormido

Fotografía infantil Málaga, el principe dormido

Fotografía infantil Málaga, el principe dormido, erase una vez un principe al que sólo le gustaba dormir, tanto es así que un buen día sus súbditos, en vista que tenía su reino muy descuidado, decidieron arrebatarle todas sus pertenencias y dejarle sólo su corona y un lecho donde pudiera seguir durmiendo. Dicho y hecho, cargaron todas las sillas, mesas, muebles, vajillas, enseres, alfombras, cuadros, retablos, lamparas y todo lo que había dentro del castillo y lo cargaron en sus cargos, hasta que llegó la hora de coger todo lo que había en el cuarto de principe, con mucho cuidado y en silencio fueron cogiendo todas sus cosas, incluso sus ropajes, hasta que sólo le dejaron con un lecho donde dormir y su corona. El principe no se enteró de nada y siguió durmiento, pasado un tiempo, el rey fue a visitar las tierras de su hijo con la sorpresa de que todo el castillo estaba vacio, subió hasta el cuarto de su hijo y allí lo encontró, dormido.

Un relato improvisado para una bonita fotografía de un pequeñín que bien valen estas líneas. Si quieres tener un bonito recuerdo del pequeñin o pequeñina de la casa, ya sabeis, pasaros por nuestro estudio y haremos un bonito recuerdo de vuestro hijo o hija.